martes, 12 de marzo de 2013

Orgasmatron es el amo del mundo

Cuando se comienza a escuchar metal, la música te atrapa, sencillamente te engancha y envuelve, haciéndote un fanático más. Pero ¿Qué pasa con las rolillas que oyes una y otra vez? En algún momento, ya sea tarareando la canción, mirando la portada de un disco o de mil maneras diversas surge la curiosidad o la inquietud de saber qué dicen esas maravillosas letras.


En general, en los países de habla hispana, para los metalebrios la letra de una canción les es ajena porque la mayoría se encuentra en el idioma más común del metal, el inglés. Es muy interesante conocer qué dice, e ir descubriendo los temas que trata cada banda.




Más que traducir el simple idioma, este es mi análisis de la canción "Orgasmatron", de Motörhead, para que no te quedes con las ganas de enterarte del buen contenido de la rola.


Letra original:

I am the one, Orgasmatron, the outstretched grasping hand

My image is of agony, my servants rape the land

Obsequious and arrogant, clandestine and vain

Two thousand years of misery, of torture in my name 

Hypocrisy made paramount, paranoia the law 

My name is called religion, sadistic, sacred whore


I twist the truth, I rule the world, my crown is called deceit 

I am the emperor of lies, you grovel at my feet 

I rob you and I slaughter you, your downfall is my gain 

And still you play the sycophant and revel in your pain 

And all my promises are lies, all my love is hate 

I am the politician, and I decide your fate 


I march before a martyred world, an army for the fight 

I speak of great heroic days, of victory and might 

I hold a banner drenched in blood, I urge you to be brave 

I lead you to your destiny, I lead you to your grave 

Your bones will build my palaces, your eyes will stud my crown 

For I am Mars, the god of war, and I will cut you down





La letra resume lo que significa un político en una sociedad inconforme, que se encuentra en manos de estos personajes, muchos de ellos unas lacras sociales, meros rateros de cuello blanco, de esta idea se parte como premisa para crear esta pieza musical de crítica.

Habla también de cómo se usa la manipulación junto con el uso de la mentira, en general, todo lo que representa la figura de un político corrupto y ratero, en beneficio y perpetuación del mismo.

Está cargada de protesta y critica, varios autores, de todo tipo de corrientes, géneros y estilos musicales, critican el sucio actuar de la mayoría de los políticos, no se tendría que generalizar, en ocasiones hay raras excepciones que no recaen en lo mismo, pero la codicia por el poder es imperante y el político moderno no está exento de una crítica como la que realiza el autor.

El tipo de realizaciones musicales con una tendencia crítica hacia algún aspecto social tiene como objetivo hacer conciencia y despertar la opinión de la gente, se esperaría una movilización social; considero importante que se retomen canciones de este tipo porque son una perspectiva distinta y una manera de ver lo que ocurre día con día, que es la mentira de un político.

Ian Kilmister, mejor conocido como “Lemmy”, es líder de la banda inglesa de heavy metal; nos explica desde su visión, que Orgasmatron representa a una gran bestia que porta el antiguo instinto de estado primitivo salvaje con violencia, que en este caso, son comparadas con las instituciones y políticos. Todo esto lo realiza de manera metafórica, explicando la explotación y manipulación que se hace del mundo, ya que todo está en manos de un gobernante, un jefe de Estado, un rey, una cúpula de élite que subordina a una sociedad entera para su total y permanente beneficio. 

Toda nación cuenta con un dirigente al frente, sin importar el orden o el sistema político que se lleve, el símbolo de la tiranía se hace presente, ya que siempre tendremos que vivir con eso. 

Los símbolos contenidos en la letra evocan a las sensaciones y a las emociones conscientes que inspiran toda represión y maltrato de un político hacia un pueblo. 

A grandes rasgos, la canción nos brinda una visión general de lo que representa esa figura, el encargado de manejar los hilos de un país y dicta el destino de su gente. Como bien lo dice: “todas mis promesas son mentiras, mi amor es odio”, la esperanza es una ilusión, una utopía, un espejismo que nos lleva a un letargo mental, que nos desvanece en una misma condición, sin hacer algo al respecto y aceptar lo inadmisible. 

El Orgasmatron es el único con lo que contamos, no existe la democracia y siempre estaremos atados a las acciones de un mandatario, seguiremos votando por ellos, los dogmas siempre estarán presentes. El modus operandi jamás cambiará, porque la sumisión es colectiva y es un terrible cáncer de nuestra raza.